Embarazo en odontología  
   

Cuando una persona se encuentra embarazada, todo su cuerpo sufre cambios, y la cavidad oral no es una excepción.

Es común que durante el embarazo las encías se inflamen, sobre todo puede continuar su progresión hasta convertirse en “Periodontitis o
enfermedad periodontal”, la cual se ha encontrado según algunos estudios que hay mucha relación entre la enfermedad periodontal y el parto prematuro, porque esta produce interlukina que es un mediador fisiológico que esta presente en los partos prematuros.

La persona tiende a producir a su vez más saliva durante el embarazo; esto se presenta, sobre todo, en el primer trimestre.

Con respecto al momento adecuado de visitar al dentista cuando ya el embarazo está avanzado, lo recomendable es asistir entre el cuarto y el sexto mes, ya que el primer trimestre es el más importante para el desarrollo del bebé y el último puede ser problemático por lo incómodo de pasar tiempo sentada en el sillón dental.

Como se ha mencionado anteriormente, se debe evitar la práctica de procedimientos dentales en el primer trimestre del embarazo, ya que es el período de la organogénesis, y aunque el tratamiento dental no puede necesariamente dañar estos órganos, se deben disminuir al mínimo los riesgos potenciales

 


Igualmente durante el tercer trimestre de la gestación, y fundamentalmente la segunda mitad de éste.

No es adecuado administar ningún tipo de fármaco en el embarazo, especialmente, durante el primer trimestre. Sin embargo, si se le debe suministrar algún tipo de medicamento, el odontólogo debe cerciorarse que no esté contraindicado así como también se debe consultar al ginecólogo de la paciente.

Con respecto a los tratamientos en los que la paciente debe someterse a algún tipo de radiación, lo recomendable es esperar hasta que el bebé nazca, para así no poner en peligro la vida de este nuevo ser, o, dependiendo del trimestre en que se encuentre, tomarle la radiografía necesaria, pero con los cuidados requeridos, utilizando siempre una protección adecuada, como lo es el chaleco de plomo.

Es importante visitar al odontólogo lo antes posible, con el fin de realizarle una odontología preventiva, así como fisioterapia oral (cepillarse los dientes después de cada comida, utilizar colutorios o enjuagues bucales así como de hilo dental) y realizando una profilaxis dental(limpieza) idealmente antes del tercer mes de gestación, así como una revisión general de la cavidad oral, para brindarle seguridad tanto a la mujer embarazada como a su bebé.

 
Regresar
Regresar

 

Design & Hosting by Servicios InterCR S.A.
English Version