Blanqueamiento Dental  
   

¿Es usted candidata/o  al tratamiento de blanqueamiento dental?

   
  • ¿Cubre usted su boca cuando habla ó sonríe?
  • ¿No le gusta que le tomen fotos?
  • ¿Evita llevar lápiz de labios de colores intensos porque
  • tiene miedo a resaltar sus dientes?
  • ¿Se ha dejado bigote ó barba para ocultar su sonrisa?
  • ¿Le gustan sus dientes pero le gustaría tenerlos más
  • blancos sin perjudicarlos?
  • ¿Tiene pigmentaciones por la edad ó la alimentación?
  • ¿Tiene pigmentaciones por el tabaco?
  • ¿Tiene tinciones por haber tomado medicamentos como tetraciclinas?
  • ¿Tiene manchas por exceso de flúor?
  • ¿Tiene manchas ó dientes oscuros a causa de algún golpe ó traumatismo?
  • ¿Tiene algún diente oscuro por tener hecho el tratamiento de conductos ó de nervio?
   

Si ha contestado sí a alguna de las preguntas debe asesorarse sobre blanqueamiento dental en su caso particular.

El blanqueamiento dental es el proceso que se utiliza para tratar los dientes con fines estéticos, eliminando el efecto de manchas o coloraciones de origen extrínseco o intrínsecos.

Objetivo del Blanqueamiento dental:
Consiste en la modificación del color del diente respetando sus tejidos (esmalte y dentina). Estas se realizan aplicando geles oxidantes (que liberan oxígeno), que se pueden activar mediante luz o calor, produciendo un efecto blanqueador.

Tiempo de duración de blanqueamiento:
El resultado se puede mantener por 2 o más años, dependiendo del uso del paciente de tabaco, café o té.

Indicaciones:

  • Personas con decoloraciones o manchas causadas por café, té o tabaco, que no pueden ser retiradas con profilaxis(limpieza dental).

Contraindicaciones:

  • Mujeres embarazadas o en período de lactancia.
  • Personas con alergia a alguno de los compuestos del material ( como peróxido de hidrógeno ó peróxido de carbamida).
  • Dientes con un esmalte muy irregular.

Decoloraciones que no pueden ser blanqueadas:

Algunas decoloraciones causadas por fármacos (ej. Tetraciclina) son muy difíciles de blanquear. En estos casos el procedimiento de blanqueamiento puede llevar varios meses.

Aclaraciones importantes sobre el blanqueamiento dental:

  • En ningún caso se volverá más frágil o susceptible a las caries los dientes que han sido blanqueados.
  • La pulpa o paquete vasculonervioso del diente puede volverse sensible, pero es reversible, debido a la glicerina que contiene el gel de blanqueamiento. La hipersensibilidad desaparecerá después del tratamiento.
  • Dependiendo del caso, la encía puede irritarse o no: Si la férula está correctamente colocada,estando ajustada al diente, pero no a la encía- éstas no se verán afectadas. Si la férula se superpone accidentalmente cubriendo parte de las encías pueden irritarse. Esto desaparecerá rápidamente después de corregir la férula. De cualquier modo, cuando se está efectuando el blanqueamiento con materiales de clínica la encía debe ser protegida cuidadosamente. El dentista debe informar al paciente que la gingiva ó encía puede aparecer blanquecina pero que desaparecerá después de unas horas y no es perjudicial.
  • Las pequeñas cantidades de material que pueden escaparse en la boca o en el sistema digestivo no son perjudiciales. De cualquier modo la glicerina puede causar principalmente diarrea.

Precauciones antes del blanqueamiento:

  • Es imprescindible una limpieza dental antes del tratamiento para poder así eliminar todas las manchas extrínsecas y que el producto tenga máxima eficacia.
  • Las restauraciones o calzas que ya tenga en boca no cambiarán de color por lo que puede ser necesario cambiarlosposteriormente para igualar el color respecto al blanqueamiento conseguido.
  • Las coronas de porcelana no se blanquearán por lo que será necesario cambiarlas si están dentro del sector blanqueado.
  • Deben cambiarse antes las obturaciones ó calzas filtradas ó defectuosas( con sellados deficientes o filtraciones de caries) De no hacerlo se podrían producir problemas de sensibilidad postoperatoria severa tras el blanqueamiento.
  • Si el blanqueamiento se realiza por entero o parcialmente en domicilio, mientras dure este proceso será aconsejable eliminar (o reducir al máximo) en lo posible comidas o bebidas con muchos pigmentos, sean naturales o artificiales (café, te, espinacas, etc) para no interferir negativamente en el proceso. En esta fase y la inmediata a acabar el blanqueamiento los dientes estarán ligeramente más susceptibles de captar pigmentos externos.
 

Técnicas de Blanqueamiento

  • Blanqueamiento domiciliario ó ambulatorio (con supervisión profesional )
  • Blanqueamiento en Clínica
  • Blanqueamiento en Clínica + Blanqueamiento domiciliario (técnica mixta o combinada)

Domiciliario ó Ambulatorio:
Se toman unos moldes de la boca del paciente y se confeccionan en laboratorio unas férulas (estructura plástica flexible) que se amoldan a la forma de los dientes. Una para los dientes superiores y otra para los dientes inferiores. Son transparentes, no molestan en absoluto y se puede hablar con ellas puestas.

Se entregan al paciente las dos férulas y un Kit de blanqueamiento que contiene jeringas con el producto blanqueador. Es conveniente conservarlo en nevera.

 

Cada noche (el tiempo dependerá del producto y concentración del mismo), tras el cepillado de dientes se deposita una pequeña cantidad en la férula, a la altura de cada uno de los dientes a blanquear, y se pone en boca.

A la mañana siguiente se retiran las férulas de boca y se limpian con agua fría para eliminar los restos de producto ya inactivos (la actividad del producto en boca es de unas tres horas). Es normal notar cierta sensibilidad al frío al enjuagarse los dientes.

Transcurrida una semana el paciente acudirá a la consulta para evaluar el color obtenido.


Clinico (en Clínica y bajo supervisión del profesional)
Los sistemas de blanqueamiento dental generalmente implican aplicaciones en el consultorio de gel a los dientes y la aplicación de luz con el fin de activar el gel.

Se debe proteger antes las encías para evitar que el gel las lastime.

El procedimiento puede durar alrededor de 1 hora.

Blanqueamiento dental combinado:
Se emplea con el fin de intentar acortar el periodo de tratamiento domiciliario y conseguir un mejor resultado final en un menor tiempo. El resultado suele ser más estable en el tiempo y presenta la ventaja de que para realizarse los sucesivos recordatorios anuales (blanqueamientos posteriores de refuerzo) el paciente ya tiene las férulas y sólo precisará del gel blanqueador que le proporcione su dentista.

Se compone de dos fases:

Fase en la consulta: En la que el dentista realiza una sesión inicial en mediante la técnica de activación química, la técnica con matriz en la consulta o la técnica fotoactivada, indistintamente, con peróxidos de hidrógeno o de carbamida de alta concentración

Fase en domicilio: El tratamiento lo completa el propio paciente en su domicilio, bajo la supervisión y control periódico por parte del profesional. El profesional (que habrá tomado previamente unos modelos o registros de su boca) proporcionará al paciente unas férulas (cubetas individualizadas termoplásticas) y un agente blanqueador: peróxido de hidrógeno y/o de carbamida.

Recomendaciones después del blanqueamiento:

  • Si hay sensibilidad al frío ó ligeras molestias es recomendable tomar un antiinflamatorio Estas molestias son pasajeras. Si persistieran se realizarán enjuagues con colutorios desensibilizantes.
  • Al acabar sesión de blanqueamiento puede ser necesario topicar con gel desensibilizante transparente si hay sensibilidad al enjuagarse con agua. Esas sensaciones son pasajeras y normales.
  • Se pueden realizar ya los enjuagues con flúor y cepillados con pastas normales fluoradas (pero no coloreadas, durante dos semanas).
  • Se recomienda evitar durante 1 mes el consumo de bebidas carbónicas y cualquier producto ó alimento que provoque manchas ó alimentos ácidos (piña, kiwi, cítricos).
  • El blanqueamiento final obtenido permanecerá invariable en boca durante unos 2 a 7 años, dependiendo de cada paciente, de sus dientes, y de su cuidado.
  • Las manchas externas que puedan ir apareciendo a causa de café, te, tabaco, coca-colas, espinacas, complejos vitamínicos bebibles de hierro, enjuagues con colutorios a base de clorhexidina, espinacas,… podrán ser eliminadas mediante limpiezas bucales ó el uso diario de pastas dentales blanqueadoras.

Hipersensibilidad después del blanqueamiento:
La hipersensibilidad después del blanqueamiento se debe a la deshidratación. El gel de blanqueamiento contiene glicerina que resta el agua del diente.

Recomendaciones para combatir la hipersensibilidad:

  • Las reacciones dolorosas pueden ser aliviadas con flúor ó cremas dentales especiales recomendadas por el odontólogo.
  • Si la hipersensibilidad se vuelve más fuerte, el tratamiento de blanqueamiento ha de ser parado por un día o usar la férula por un tiempo más corto como por ejemplo 2 horas al día.

Diferencia entre los productos que venden en las Farmacias y el blanqueamiento proporcionado por el dentista:

Los productos de blanqueamiento disponibles en farmacias se suministran con férulas ya confeccionadas que no se ajustan a la dentición de cada consumidor individual. Esto significa un riesgo considerable de irregularidad, irritación gingival o incluso digerir el gel de blanqueamiento.


Confía en tu odontólogo y permite que sea él quien te realice el blanqueamiento dental que más se ajuste a tus necesidades estéticas.
 
Regresar
Regresar

 

Design & Hosting by Servicios InterCR S.A.
English Version